Por favor seleccione una lista de favoritos

Mi cesta

Productos






Política corporativa anticorrupción y soborno


 


I. Objeto y Ámbito de Aplicación

Este documento, que forma parte del Código Ético de VALORISTA en lo referente a las posibles situaciones de corrupción y soborno que puedan afectar tanto a los miembros del Consejo de Administración, como a las personas que desarrollan su actividad profesional para VALORISTA (plantilla).

El objetivo de esta política es establecer los principios básicos que deben regular la actuación de la dirección y la plantilla de VALORISTA para eliminar cualquier situación que pueda considerarse como soborno o corrupción, entendiendo por actuación toda la actividad empresarial de Valorista.

Esta Política resulta de aplicación, asimismo, a clientes, proveedores, contratistas, consultores, subcontratistas, proveedores, asesores, intermediarios e inversores.

Ante cualquier de duda sobre el contenido de esta Política o su interpretación y aplicación, puede presentar una consulta dirigiéndose al correo [email protected].

II. Aprobación, Seguimiento y Revisión

Esta Política resulta de aplicación a partir de la fecha de su aprobación por el Consejo de Administración, y es pública a través de infoDOC y la web corporativa de Valorista.

Su contenido y aplicación son objeto de seguimiento por el Comité Ético de Valorista, que lleva a cabo revisiones periódicas de la misma y propone, en su caso, modificaciones y/o mejoras, que deben ser aprobadas por el Consejo de Administración.

III. Política

Valorista declara expresamente, y de forma indiscutible que:

• No tolera, rechaza y prohíbe expresamente todo tipo de soborno y corrupción,
• Está comprometido con la prevención, disuasión y detección de prácticas corruptas,
• La detección de prácticas irregulares de soborno y/o corrupción, en su caso, implica la realización de las actuaciones necesarias para su cese inmediato, así como la exigencia de las responsabilidades que pudieran derivarse de las mismas.

Valorista se compromete expresamente a cumplir:

• Las leyes antisoborno y anticorrupción que le sean aplicables,
• La normativa antisoborno y anticorrupción a la que se someta voluntariamente, y
• Los requisitos del Sistema de gestión antisoborno del que se ha dotado y la mejora continua del mismo.

Esta Política está alineada con referencias internacionales de prestigio sobre responsabilidad de las empresas y políticas anticorrupción, como, por ejemplo, las de la OCDE, la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (CNUCC), la Ley de Estados Unidos Contra Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA: Foreign Corrupt Practices Act) o la Ley Antisoborno del Reino Unido (Bribery Act). Asimismo, se basa en el Código Penal español, que prohíbe conductas relacionadas con el soborno y la corrupción.

a. Definición de soborno y corrupción

• De acuerdo con referencias internacionales, se entiende por:

Soborno: el ofrecimiento, promesa, entrega, autorización o aceptación de cualquier dádiva monetaria indebida o de cualquier otro beneficio o ventaja llevada a cabo con el fin de obtener o retener un negocio o cualquier otro beneficio o ventaja inapropiada.

El soborno con frecuencia incluye:

(i) el compartir parte del pago de un contrato adjudicado, ya sea con gobiernos, funcionarios de partidos o empleados de la otra parte contratante, o con familiares, amistades o socios de negocio, o

(ii) utilizar intermediarios tales como agentes, subcontratistas, consultores u otros terceros, para canalizar pagos a gobiernos o funcionarios de partidos, o a empleados de la otra parte contratante, sus parientes, amistades o Socios de negocio.

Corrupción: el soborno, la extorsión o instigación al delito, el tráfico de influencias y el lavado de dinero proveniente de dichas prácticas.

b. Criterios de actuación ante determinadas áreas de riesgo de corrupción

Sin perjuicio de la aplicación de los principios de no tolerancia, rechazo y prohibición del soborno y la corrupción, VALORISTA identifica, en línea con el Programa anticorrupción de ética y cumplimiento para las empresas de la UNODC (Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito) las siguientes áreas de riesgos de corrupción, de especial tratamiento por su parte:

i. Pagos de facilitación o de aceleración

Los pagos de facilitación o de aceleración son pagos pequeños, no oficiales e impropios, que se hacen a un funcionario público para obtener o agilizar el desempeño de una acción de rutina o necesaria a la cual tiene derecho el que realiza el pago de facilitación como la expedición de permisos, licencias, autorizaciones administrativas o inspecciones asociadas a la ejecución de un contrato.

Se incluye en el concepto de “funcionario público” a cualquier persona que trabaje para, o represente a, cualquier organización gubernamental de cualquier tipo o cualquier entidad participada por una organización gubernamental de cualquier tipo.

Valorista prohíbe los pagos de facilitación o de aceleración.

ii. Tipos especiales de gastos

• Regalos, obsequios y atenciones

Se entiende por regalos, obsequios y atenciones, cualquier entrega o aceptación de un elemento, en cualquier forma, con valor económico, incluyendo, sin carácter limitativo, obsequios, dádivas, gastos, entregas en metálico o en especie, comidas, gastos de alojamiento y de viajes, invitaciones a eventos o actos de carácter social, asistencia a conferencias, reuniones, eventos de arte o deportivos y/o eventos de patrocinio corporativos. Se incluyen igualmente bajo este concepto pagos realizados por servicios de cualquier tipo, el reembolso de tales servicios, o favores de cualquier naturaleza, incluyendo facilitación de puestos de trabajo a amistades y/o familiares, así como oportunidades de negocio.

La dirección y la plantilla de Valorista no deben ofrecer a terceros, solicitar ni recibir de terceros, regalos, obsequios o atenciones que puedan alterar su imparcialidad, afectar a su objetividad, influir sobre ellos en una relación comercial profesional o incumplir la normativa interna de Valorista o del tercero.

Aquellos regalos, obsequios o atenciones que cumplan con el párrafo anterior y sean recibidos o entregados deben ajustarse al principio de proporcionalidad y a los usos habituales, utilizando, para ello, su valor económico a precios de mercado.

En ningún caso la entrega o aceptación de regalos, obsequios y atenciones se utiliza para obtener ventajas indebidas o como subterfugio para transacciones ilegales.

Ante situaciones de duda sobre la aceptación o el rechazo de un regalo, obsequio o atención, el criterio general es el de rechazo. En todo caso, el Comité Ético es el encargado de resolver dudas sobre lo que es aceptable. Cualquier eventual imposibilidad de rechazo debe comunicarse al Comité Ético.

c. Otras áreas de riesgo de corrupción consideradas. 

i. Registros contables e información oficial

Valorista elabora su información económico-financiera de manera fiable en base a los principios de existencia y ocurrencia de las transacciones e integridad de la información.

En la elaboración de su información financiera se aplican los principios de valoración, presentación, desglose, comparabilidad y reflejo de los derechos y obligaciones, de acuerdo con la legislación aplicable. 

Valorista mantiene controles contables internos adecuados con el objetivo de que las transacciones que realiza se reporten y reflejen de manera precisa y apropiada en los registros contables y en la información oficial. Así, la documentación soporte de la información financiera no recoge registros o declaraciones falsas ni engañosas, y no se registran de forma intencionada transacciones de forma equívoca en lo relativo a cuentas contables, periodos contables o cualesquiera otros elementos relacionados. 

Valorista dispone de documentación con el detalle suficiente para soportar las transacciones realizadas y esta documentación se conserva durante el tiempo legalmente establecido. 

ii. Socios de Negocio

Valorista actúa de manera honesta e íntegra en todas sus relaciones comerciales con sus Socios de Negocio. 
Las contrataciones realizadas por el Valorista se realizan siempre garantizando la equidad en la selección de los adjudicatarios y los pagos asociados al suministro o las prestaciones de servicios no conllevan ningún tipo de incentivo para actuar de manera contraria a los valores y principios básicos de esta Política. 

Valorista analizará, de manera razonable y proporcionada, la situación legal y financiera de sus Socios de Negocio, y les exige el estricto cumplimiento de la legislación antisoborno que les resulte de aplicación. 

iii. Prácticas antitrust 

Se entienden por prácticas antitrust aquellos acuerdos en virtud de los cuales dos o más empresas se unen para restringir la competencia. 
Valorista prohíbe y rechaza las prácticas antitrust de cualquier tipo, sean en forma de acuerdos y prácticas comerciales que restrinjan la competencia o en forma de abusos de posición dominante.

IV. Función de Cumplimiento Anticorrupción y soborno

Valorista ha implantado un Sistema de gestión anticorrupción y soborno en el que especifica cómo se gestionan los riesgos asociados a las prácticas de corrupción y los delitos asociados al soborno y la corrupción. 

El sistema contempla el nombramiento de un Comité Ético que incluye entre sus funciones la de velar por el cumplimiento anticorrupción de lo contemplado en la normativa vigente y la autorregulación que ha establecido la empresa y está dotado de la suficiente capacidad e independencia en el ejercicio de su actividad. 

Actuando con el perfil de función de cumplimiento antisoborno, corresponde al Comité Ético de Valorista la correcta aplicación de esta Política, así como la gestión y revisión del Sistema de gestión antisoborno. 

V. Régimen disciplinario

El incumplimiento de esta Política, debidamente acreditado y calificado, puede tener como consecuencia la exigencia de responsabilidades y/o sanciones derivadas de la legislación aplicable y/o de la normativa incluida en el Régimen Disciplinario establecido en el Convenio colectivo aplicable.